Acerca de

Las verdades, parafraseando a Hegel, no existen eternamente, se niegan a sí mismas y nos entregan el falso ser allí de la verdad. Entonces, ¿por que aceptar todo sin más, sin negarlo? Sartre nos diría que no podemos cuestionarlo todo, pues tendríamos que cuestionar el cuestionamiento mismo, entonces debemos dejar volcada la conciencia sobre el mundo para poder existir.

Pues yo no intento cuestionarlo todo, sino simplemente encontrar la verdad detrás de todo, pues yo creo que sí existe una verdad única e irrevocable, somos nosotros los instrumentos a través de lo que el todo se observa a sí mismo quienes distorsionamos la realidad.

No pretendo ser el arbitro de la verdad, solo cuestionar las cosas que no se acomodan a mi sentir, al negar estas verdades doy un paso hacia la verdad, el que deba negar mis negaciones y establecer una nueva verdad debe tomar en cuenta que no solo debe negar lo que yo he dicho, sino aceptarlo y superarlo. Dando así el eterno retorno del que hablaban los estoicos.

Si usted está de acuerdo con mi inconformidad en cuanto que la voluntad de poder (representada en la política, la religión, la sociedad, la familia, la televisión o cualquier otro poder) nos entrega una realidad que a ellos conviene, sé que este blog será de su agrado.

Anuncios